La Roja de la Cocina», una vez más en la élite de la Cocina de Alta Competición. Demostrando que los éxitos obtenidos hasta ahora no han sido fruto de la casualidad, La Selección Española de Cocina ha logrado siendo semifinalista la mejor posición obtenida hasta ahora por equipos en la Copa del Mundo de Cocineros.
El repostero de la Selección, Juanjo Padilla, obtuvo la Medalla de Bronce del Campeonato.

La Competición

La de Milán ha sido una durísima contienda en la que además de España participaron los países que previamente se habían clasificado: Croacia, Malta, Chipre, Grecia, Portugal, Turquía, Israel, Francia e Italia, país anfitrión del certamen, y que además ganó la Medalla de Oro. El Global Chef´s Challenger es el concurso de Alta Cocina de Competición más universal, ya que es la Copa del Mundo de Cocineros de WACS, la Asociación Mundial de Chefs, una organización transnacional que no se identifica con ningún país concreto, siendo su directiva de distintas procedencias, como se requiere de una entidad de ámbito global. Las sedes de los distintos campeonatos se deciden en función de los resultados y posibilidades de cada uno de los más de noventa países que participan. Una competición sin género de duda, mundial, en todos los sentidos. En esta ocasión la semifinal del “Global” ha tocado en Italia, concretamente en el HOST de Milán; y España aspira a poder ser Sede de alguna de las fases continentales en un futuro próximo. Una Selección que va a seguir dando mucho que hablar.

La Selección Española de Cocina concursó como semifinalista en tres categorías, Mejor Chef, Mejor Chef Junior y Pastelería, ganando el repostero Juanjo Padilla la Medalla de Bronce, que se suma al palmarés de los éxitos logrados por la Selección en este año 2013, los tres Oros en el Campeonato europeo celebrado en Grecia y .la Medalla de Bronce en el Mundial Junior en Costa Rica. Vendrán más.

David Basilio, Secretario General de la Selección, confirmó en declaraciones desde Milán el gran papel que han hecho los cocineros españoles, «Cada día estamos mejor posicionados en el circuito de competición, no sólo considerados u observados, sino muy respetados. Era impensable hace un año que España pudiera estar compitiendo a este nivel, pero aquí estamos. En cada competición vamos integrándonos más en WACS y en los modos, los reglamentos y también aprendiendo acerca de las preferencias de los Jurados, algo importante para jugar en esta ´Primera División` de la Cocina de Alta Competición», a lo que el pastelero Juanjo Padilla apostilló: «Seguramente nuestra técnica es muy avanzada y elaborada, muy de vanguardia, y eso a veces juega para bien y otras sorprende demasiado. En el Equipo creemos que tenemos que procurar adaptarnos más aún a los platos y técnicas que se puntúan mejor. Además de cocinar bien, hay que ser lo más competitivos posible, esto es todo un mundo propio. También influye mucho que países se clasifican y el lugar donde se celebra cada torneo».

Los platos de los españoles

Tras tantos meses de ensayos y entrenamientos, cuando por fin se desvelaron los platos presentados por la Selección Española para el Global Chef´s Challenge, resultaron una auténtica sensación en Milán, tanto por su desarrollo técnico como por las peculiaridades locales que se aportaron, con técnicas y denominaciones tan autóctonas como con la “Fritura Andaluza con Alioli”, uan receta auténticamente “Marca España”, con la que se cocinaron los pescados obligatorios, Salmón escocés, Sterling Halibut y Cigala, crustáceo que finalmente reemplazó al Langostino como ingrediente impuesto en la competición; los Chefs Junior Rafael Arroyo y Javier Andrade completaron su menú con las creaciones: “Lomo bajo de Kobe con Ravioli de Wasabi y Parmesano” y “Choco-Tartufo Bianco con Té Verde al Aroma de Azafrán”.

Por su parte, Carlos Durán, Capitán de la Selección, compitió con una deliciosa fusión mediterráneo-oriental, “Escabeche Marino con Soja, Cítricos y Mirin” además de con un politécnico “Kobe Ahumado y a la Parrilla con Crujientes y Trufados”, receta en la que aparecían como guiño a Italia ingredientes como el célebre queso Parmesano y la Guanciale, una suerte de chacina preparada con la carrillera del cerdo, muy popular en la Región del Lacio. Durán ofreció como postre del menú una alabada “Tierra de Chocolate”, que llevaba en la composición un cremoso de Manajari –el famoso chocolate malgache, Grand Cru Valrhona Manjari al 64%-, emulsión de la fruta del Mango , Té verde y el Wasabi, elemento obligado por las bases del torneo, que aportó un toque de exótico al paladar del conjunto.

Juanjo Padilla, el repostero representante de la Selección, rompió moldes con la “Quimera de Plátano con Tempura y Granizado”, una elaboradísima “Mousse de Chocolate y Pasión” y en el tema libre, actuó con una compleja escultura de chocolate de más de 10 kilos de peso y que levantaba más de un metro, basada en una alegoría de la comunicación.
Estar clasificados entre los mejores equipos del mundo ya es todo un orgullo. La Selección Española de Cocina agradece todos los apoyos de los Comités, Organizaciones, colaboradores y especialmente a las marcas que cooperan con la iniciativa, formando parte ya del propio Equipo. Una Selección preparada para competir y para representar a España, que además pronto anunciará grandes e importantes novedades.