A sólo tres días del evento, ya está todo dispuesto para que la Selección Española de Cocina compita por vez primera en el concurso ´Bocuse d´Or Europe 2014`. El trabajo duro está hecho, ahora a competir, que acompañe la suerte y a disfrutar del certamen internacional

(Selección Española de Cocina, 4 de mayo de 2014)Una avanzadilla culinaria de «la roja de la cocina» ya está en Suecia con los primeros equipajes y preparativos, otro grupo sigue trabajando desde España e, incluso, unos cuantos viajan en estos momentos hacia

las tierras nórdicas. El martes, reunión general de toda la expedición española –formada por 22 profesionales- en el «cuartel general», el Hotel Sheraton de Estocolmo. El miércoles, «Alea jacta est» y… a por todas. A partir de ahí, nuestro Alberto a cocinar como él sabe, con la ayuda de Nico y la asistencia de Adolfo y Jesús. El resto del equipo a realizar labores de logística, atención a los medios, relaciones institucionales y, por supuesto, a animar a nuestros chefs, a ondear las banderas, a vitorear efusivamente y a exhibir orgullosos los colores de «la roja».

El «Bocuse d´Or Spain Team» de la Selección Española de Cocina se prepara para su primera actuación en el célebre concurso culinario. El camino hasta Estocolmo ha sido largo y laborioso, pero ahí estamos. Más entusiasmo es imposible. Desde ya mismo, queremos dar las gracias a todos los que nos habéis ido empujando hasta llegar aquí.  Sabemos que hubo quienes por diferentes motivos –ejem- no pudieron participar en este 2014 pero lo harán en el 2015, gracias también y por adelantado ;) . Esperamos que para la próxima edición, seamos aún muchos más, aunque reconocemos que no podríamos quejarnos: contamos con un equipo humano de altísima calidad profesional y personal –inmejorable-, con estupendos y generosos patrocinadores (en cuanto podamos hacer público el dossier de este año lo lanzamos en la web y redes sociales), con colaboradores de excepción, con el apoyo expreso de más de una veintena de organizaciones sectoriales, escuelas de hostelería y Universidades, además de cada ve más Instituciones y Administraciones Públicas. El único adjetivo que lo define bien es: imparable.

No hay nervios, haciendo un oxímoron se puede decir que más bien existe una sensación de «serena inquietud» de emoción no siempre contenida. El comecome de la aventura, mezclado con el apetito de triunfo. Viajamos y vamos a concursar yendo a por todas, y mirando también al futuro, aprovechando la experiencia para el equipo en las próximas ediciones de esta maravillosa vivencia  que es el Bocuse d´Or, sabiendo que aunque es nuestra primera vez, somos observados con respeto desde el resto de los Equipos Nacionales, para los que no ha pasado desapercibido que, por fin, España tiene un equipo organizado, sólido y competitivo internacionalmente en cocina. Se han «hecho los deberes», se ha trabajado concienzuda y esforzadamente, se ha mancomunado y cohesionado un grupo ilusionado, vehemente y, sobre todo, serio, honesto y responsable.  Realmente ya hemos ganado, «la roja de la cocina» se ha afianzado en el panorama internacional de concursos gastronómicos como representante español, y tras los éxitos pasados,  este Estocolmo 2014 en Gastronord es un escalón más. Un importante peldaño para el Equipo, pero no perdemos por eso «el norte» ¡valga la frase yendo a Estocolmo! y hay que ser siempre prudentes e intentar ser naturalmente sabios, hacer el mejor papel que seamos capaces, dosificando el éxito si llega sin alharacas ni aspavientos, y asumiendo de antemano las decepciones si no llegara el deseado triunfo, pero en todo caso  sin excusas o quejas, aprendiendo persistentemente de cada paso; dado o por dar

 El «Bocuse d´Or Spain Team» en cifras

Una expedición de más de veinte personas a la capital sueca y más de un centenar de colaboradores implicados. Más de 700 kg de equipamiento de viaje transportado en varios europalets, 6.600 km ida y vuelta al concurso, casi una tonelada de pescado y cerdo utilizado en los entrenamientos, que suman más de 1.400 horas entre prácticas y teóricos, incontables citas, reuniones y miles y miles de llamadas de teléfono. Además de, en otro orden de cosas que diría Forges, dos ordenadores «quemados» y varios discos duros llenos, unos 50.000 km de viajes por España y seguro que más de 800 litros de café, a ojo de buen cubero. Todo con un solo objetivo: competir representando a nuestro país y hacerlo con la dignidad de quienes se esfuerzan, no deben nada a nadie y tienen todo el tiempo por delante, porque el futuro, pase lo que pase, es nuestro.

Ojalá el próximo día 9 podamos colgar un cartel en Suecia que diga: «Välkommen till Spanie!» (¡Bienvenidos a España!). Temblad, López Vázquez, Alfredo Landa y Pepe Sacristán, que Suecia, como el futuro, ahora también es nuestra.

¡Aúpa Selección! ¡A por todas, Moreno!