El conjunto ya se ha desplazado a Budapest (Hungría) para competir mañana en la clasificatoria europea del campeonato más exigente y prestigioso del mundo

El equipo español Bocuse d´Or 2016 cuenta con el soporte de un nuevo patrocinador: Turismo de Extremadura. La Comunidad Autónoma apoya al candidato español y al conjunto que le acompañará en su participación en la Clasificatoria Europea de este concurso culinario, el más reconocido y difícil de cuantos existen. Juan Manuel Salgado, extremeño, fue elegido ganador en una primera fase nacional que se celebró el pasado noviembre en Valladolid y en la que cautivó al jurado con su deliciosa gastronomía. 

Turismo de Extremadura entra a formar parte del listado de patrocinadores con los que cuenta el equipo español de Bocuse d´Or. El conjunto, que representará al país mañana y el miércoles, ya se ha trasladado a la ciudad húngara de Budapest, que acoge este certamen por primera vez.

El cocinero que se encuentra al frente del equipo, Juan Manuel Salgado, es extremeño de nacimiento, por lo que conoce bien los manjares de la comunidad, aunque actualmente trabaja en el establecimiento de cinco estrellas Ohla Hotel de Barcelona. Fue elegido ganador el pasado noviembre en una primera fase nacional en la que se presentaron 16 cocineros del país para lograr el puesto que ostenta el extremeño y en la que se contaba con el patrocinio principal único de Castilla y León.

El equipo español Bocuse d´Or competirá allí ante 19 participantes más y si resulta clasificado entre los 11 primeros, conseguirá una plaza para viajar a Lyon (Francia) en 2017 y concursar en la Final Mundial junto a 24 países de los cinco continentes.

Extremadura cuenta con más de 300 días de sol al año, que ayudan a la creación y producción de magníficos aceites, vinos, jamones ibéricos, quesos, dulces, mieles, cerezas y su tradicional pimentón. 

La Comunidad Autónoma ofrece, por tanto, un ‘despertar de los sentidos’ a todos los visitantes que viajen para descubrir su gastronomía, de influencia rural y en la que se aprecian influencias romanas, judías, musulmanas y cristianas, que se completa con una naturaleza en estado puro y un patrimonio histórico muy rico.