Esta vez nos toca aprender. No pudo ser. El Bocuse d´Or Spain Team no se clasificó en Estocolmo para la final del mundial en Lyon.

Sabemos que es un concurso y que no todos los equipos pueden estar en el pódium, pero acostumbrados como estamos a ganar, el no pasar la fase continental europea nos ha sabido a muy poco. Así son las competiciones. Eso sí: sin excusas ni quejas. Hemos aprendido muchísimo de nuestra primera participación en el magno Bocuse d´Or y, desde ya prometemos seguir dando “guerra”.

Queremos agradecer el trato recibido a la Organización y felicitar a los países nórdicos ganadores: Suecia, Dinamarca y Noruega.

Gracias muy especiales a la Jurado Internacional Elena Arzak, que además de lograr hacernos sentir en casa al Equipo Nacional español, tuvo a bien declarar a los medios: “Estoy muy orgullosa del nivel de España, del nivel exhibido por el concursante español. Sorprendida porque el concursante español viene muy bien preparado. Me gustan las recetas, la calidad de ejecución y originalidad. Y también porque tienen muchas connotaciones de terruño, lo que aporta un toque especial. Me ha encantado que la Selección Española de Cocina venga tan bien organizada”.

También queremos dar las gracias a nuestros amigos, patrocinadores, colaboradores y, muy especialmente, a los Miembros de la Selección Española de Cocina que tanto y tan esforzadamente han trabajado en la preparación del concurso.

Competir ha sido una hazaña, habiendo logrado superar escollos, adaptarnos y poner en marcha la “maquinaria” en tiempo record. Hemos hecho un buen papel. La representación española ha marcado un cambio de dinámica y percepciones y esta misma semana, al llegar a España, empezaremos a trabajar para la próxima.

Un abrazo a todos, de todos