La fase nacional del campeonato de cocina más prestigioso del mundo ya tiene fecha: el 27 y 28 de noviembre, así como sede oficial: Castilla y León, celebrándose por primera vez fuera de Madrid. Gracias al impulso de la Junta de Castilla y León, patrocinador principal único, a través de su Consejería de Cultura y Turismo, se ha hecho una apuesta firme y un gran despliegue de medios para acoger por primera vez en España un evento único: una edición con características similares a las del campeonato internacional. En ella, un jurado formado por una veintena de prestigiosos chefs nacionales e internacionales elegirán al candidato español que nos representará en el Bocuse d´Or Europa 2016. El certamen gastronómico de oro, como su propio nombre deja entrever, es considerado las ‘Olimpiadas de la cocina’.

El concurso de alta cocina más prestigioso y difícil del mundo, Bocuse d´Or, en el que España lleva participando desde el año 1987 y que se celebrará por primera vez en tierras castellano leonesas gracias a la apuesta de  la Junta de Castilla y León a través de su Consejería de Cultura y Turismo como patrocinador principal único, elegirá al representante español los días 27 y 28 de noviembre en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid.

Castilla y León es este año de sede oficial dejando atrás la tradición de celebrarse en Madrid. La Comunidad Autónoma cuenta con una consolidada estructura hotelera y hostelera así como con recursos feriales que le permiten acoger este tipo de eventos. A esta riqueza, se le unen su cultura gastronómica y su infinito recetario regional al igual que sus exquisitos productos, algunos de los cuales tendrán que cocinar los participantes.

En esta fase nacional, cada Comunidad Autónoma estará representada por un chef local que competirá por el preciado triunfo. Una vez elegido, el candidato español empezará el proceso de entrenamiento de cara al concurso europeo con fecha 27 y 28 de mayo de 2016 en Budapest (Hungría). Esta preparación de gran  exigencia requiere de una formación y desarrollo en distintas destrezas, técnicas, y habilidades de competición, como concentración, puesta en escena, gestión de tiempos y sincronización de tareas en equipo. Este año el ganador nacional contará con la ayuda de reconocidos asesores internacionales del universo Bocuse d´Or  que darán el enfoque y nivel de exigencia necesarios para que la participación española sea destacada.

Durante el certamen que se celebrará en Valladolid no faltarán la técnica, la precisión y la pasión por la cocina de alta competición. Dos días en los que los cocineros nacionales demostrarán sus conocimientos y habilidades, así como su cultura gastronómica local ante un auditorio expectante, en el que se encontrarán jurados, medios de comunicación, escuelas de cocina, instituciones y público en general.

En este campeonato nacional Bocuse d´Or España 2015 los concursantes deberán cocinar con idénticos productos principales, otorgados por la organización, verdaderas exquisiteces gastronómicas -10 elaboraciones de pescado y 10 de carne- en un tiempo límite de 5 horas y 35 minutos y sometidos a un elevado nivel de presión.

Este concurso, cuya fase final se celebra bienalmente en Lyon (Francia), se rige por unos valores muy concretos como son la emoción, la pasión, la profesionalidad y la exigencia. Por ellos, ya pasaron en anteriores ediciones grandes cocineros españoles como Mario Sandoval, Toño Pérez, Koldo Royo, Juan Andrés Morilla, Evarist Miralles, Alberto Moreno o Jesús Almagro, este último alcanzando la mejor posición española hasta la fecha, la novena.