El Vicepresidente Ejecutivo de la Selección, el conocido «Adolfo de Toledo» es distinguido una vez más con un importante galardón -fue ya distinguido con la Medalla al Mérito Turístico en el 2009-, siendo laureado en esta ocasión con el Premio Nacional de Hostelería, reconociendo así su trayectoria, labor y esfuerzo, que contribuyen a «engrandecer y dignificar» al sector hostelero.

 El chef y propietario del Grupo Adolfo cuenta con más de 45 años trabajando en el sector, con distintos negocios en la capital castellano-manchega,  así como la prestigiosa Escuela de Hostelería, siendo ahora también identificado por su emblemático restaurante Palacio de Cibeles, en Madrid.

Este cocinero y empresario natural de Belvís de la Jara es conocido por su dedicación y amor por el producto, por la búsqueda de la excelencia en la hostelería y por su preocupación por la formación –en la Escuela toledana se han especializado ya más de 3000 alumnos-.  Un Adolfo siempre al pie del cañón, cercano, amigo y, para muchísimos, Maestro.

¡Enhorabuena, Vicepresidente! Eres grande.